Follow by Email

domingo, 30 de abril de 2017

Sueños rotos

SUEÑOS ROTOS

Cae una lluvia fina que nutre las huertas, refresca los pastos, empapa su abrigo remendado. Simona juega despreocupada, saltando charcos con sus hermanos, y fantasea: cuando sea mayor diseñará chubasqueros de colores, viajará en avión, comprará una tele para su madre…
Esta noche retransmiten la Champions y sin clientes Simona no está lo bastante borracha para esquivar sus recuerdos. Un automóvil se detiene a su lado, baja la ventanilla; veinte euros (para comprar tequila luego) y el asiento seco del copiloto, a resguardo de una lluvia que la ahoga por dentro, la empujan a decidirse. Simona se sube en silencio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario