Follow by Email

viernes, 6 de mayo de 2016

Quebraderos

QUEBRADEROS

¡Qué fastidio! Una uña rota precisamente hoy. ¿Pero se habría fijado bien su hija en el muerto de hambre con quien pensaba casarse? Menuda pinta perroflauta su futuro yerno, con esas barbas y ese tupé. ¿Y se habría acordado la Fermina de acercarse al tinte a por el traje del señor? Mmm… Aunque peor habría sido que, con cuarenta años, Natalia se hubiese quedado a vestir santos, que vaya apuros le hacía pasar en el club cuando en las partidas de bridge sus amigas, con muy mala baba, le preguntaban que cuándo comerían boda y si habría que llevar pamela o no.


No hay comentarios:

Publicar un comentario