Follow by Email

viernes, 6 de mayo de 2016

Génesis

GÉNESIS

¡Qué disgusto más grande! Casi una semana organizándole la fiesta de bienvenida, pendiente de la iluminación, el catering, el arreglo floral… y cuando aparece aquel tipo ¡va y le da un corte de mangas! Mira, menudo cabreo que se pilló. A punto estuvo de meterlo todo de nuevo en la maleta: las pistas de esquí, las playas salvajes del Caribe, las langostas y el solomillo, las puestas de sol... Pero seis días de curro para nada, no. Así que le presentó a la que sería su mujer, le dio una patada en el culo y desapareció para siempre. Hasta hoy.


No hay comentarios:

Publicar un comentario