Follow by Email

viernes, 6 de enero de 2012

El reloj


EL RELOJ

Soplaste las velas en casa, ¡dieciocho años, por fin! Tus padres te pagarán el carné de conducir; se quedan preocupados cuando viene Nacho a buscarte en su moto. Carlota te ha regalado un reloj de plástico que reproduce la música del “Cumpleaños feliz” al presionar la esfera. «No tenías que haberte gastado tanto», bromeas mientras te tira de las orejas. Te hace gracia el chisme y enseguida te lo pones. «Pásalo bien, hijo, y recuerda que mañana vienen los abuelos a comer… ». Tus amigotes ya están esperándote para celebrarlo; la noche promete…
Sopla tu amigo presa de un ataque de ansiedad. La pantalla luminosa del agente confirma un alto nivel de alcohol en sangre. Tú  yaces en la cuneta.
Un viento helado sopla en la oscuridad del camposanto, dobla las esquinas, ruge con fiereza, pero solo se escucha una melodía inoportuna.
Tu mano se ha deslizado unos centímetros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario