Follow by Email

sábado, 7 de enero de 2012

Desilusión


DESILUSIÓN

Olivia sonríe feliz cuando sale a pasear con su abuelito por el parque y se detienen en las tiendas, en los bares, en el mercadillo… Todos se desean suerte mientras intercambian unos cromos que ella no conoce; le gusta mucho ver a la gente tan contenta.
Pero esta tarde algo le inquieta. No se explica por qué el abuelo está rompiendo en mil pedacitos todas aquellas papeletas con cifras y dibujos de colores que con tanta ilusión habían comprado juntos estos días atrás.
Como no entiende nada, prefiere mirar la tele; hoy salen unos niños que no paran de cantar números.

No hay comentarios:

Publicar un comentario