Follow by Email

viernes, 30 de octubre de 2015

Hojas muertas

HOJAS MUERTAS

«Estas alianzas secretas me susurraste revolviéndome el cabello en aquel local, mientras nos perforaban los ombligos con idénticos aretes serán nuestra unión para siempre. Ni tus padres podrán impedirlo».
Hasta el tres de agosto duró tu promesa. Una mancha de aceite en el asfalto, una vuelta de campana y aquel chopo hasta ese día nunca había sabido distinguir un chopo de otro árbol, pero eso ya lo sabes, no sé para qué te lo cuento a la salida de aquella curva.
Ha llegado el otoño. En el aula estoy como ausente, ida. Pensando en tus manos tiznadas de tiza.
 Y ¿sabes?  
Sí. Claro que lo sabes.

Que no me llega el aire.

No hay comentarios:

Publicar un comentario