Follow by Email

viernes, 25 de abril de 2014

Jueves santo en Macondo

JUEVES SANTO EN MACONDO


Mientras la impía lluvia borraba la rayuela que durante siglos los fantasmas habían conservado intacta en el patio trasero, la niña Montiel, translúcida, con las rodillas hundidas en el barro junto al murete de la casa donde habitaba pero no, y en pleno empacho de éxtasis, tierra y cal, sintió que se elevaba hacia el cielo llevada de la mano del arcángel Gabriel.

2 comentarios:

  1. Gracias Ana. Te puedo asegurar que lo escribí justo en el momento de enterarme de la triste noticia. Vamos, que salió tal cual y corregí muy poco. Directo desde el corazón.

    ResponderEliminar