Follow by Email

sábado, 6 de julio de 2013

La sidra

LA SIDRA

En el fondo, muy en el fondo, se condensaba en un poso de placidez. Solo cuando la agitaban burbujeaba su deseo. Sabiéndose la elegida esperaba, ansiosa, que la aferrara esa mano para elevarla a lo más alto y vaciar todo su ser.

Dedicado  a Jams y a su mujer, María Jesús. En el Sendero del Agua, Cantabria, sidra sin aditivos, mermelada casera y lo mejor y más difícil: personas.


4 comentarios:

  1. Un culín de sidra muy bien personificado, Susana. Dan ganas de refrescarse un poco. Enhorabuena.
    Juan M

    ResponderEliminar
  2. Porque has puesto el título, si no, cualquiera se imaginaba otra cosa, jajajajajaj
    Muy bien descrito.
    Un abrazo
    Rosy

    ResponderEliminar
  3. óle este homenaje a la sidra. Y ¡viva Asturis y sus sidriñas tan ricas!.

    Puede que en otoño vaya a esas tierras. Me acordaré de beberme un buen trago a tu salud, Susana.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Este es mi homenaje a la sidra del Sendero del Agua en San Vicente del Monte, Cantabria, donde jams y María Jesús ofrecen a sus visitantes esta deliciosa bebida elaborada con sus propias manzanas. No digo más, os invito a acercaros por allí a probarla, seréis muy bien acogidos por ellos.

    ResponderEliminar