Follow by Email

domingo, 19 de mayo de 2013

Cabeza de turco


CABEZA DE TURCO

El cabo Hopkins repartía las cartas con la izquierda, y con la derecha metía los fajos de billetes y estrechaba calurosamente la mano de los oficiales que desfilaban por su garita, todos los primeros viernes de cada mes. Con su pulcra letra copiaba los nombres de los mandos en los sobres y escribía en un cuaderno una relación de cobros, tal como le había ordenado su capitán.
Desde el húmedo calabozo donde está recluido recuerda con amargura cómo todos ellos, el día del juicio, se lavaron las manos, igual que Poncio Pilato.

4 comentarios:

  1. mucha miga tiene este micro, fiel reflejo de lo que está pasando.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Si, Rosy, pero el calabozo sigue con el cartel de "libre" y creo que por mucho tiempo.

    ResponderEliminar
  3. Qué fácil se entiende la realidad cuando está bien explicada, je je.
    A ver si conseguimos darle la vuelta al cartel y la segunda parte tiene un final feliz.
    Un abrazo Susana.

    ResponderEliminar
  4. Actual e imparte justicia al verlo metido en la cárcel.
    Un honor participar contigo en estos REC.
    Voy entendiendo por qué es tan difícl salir finalista jeje.
    Me atrapaste, te sigo de cerca ya participando en tu blog.
    Y de paso te invito al mío si te da curiosidad.
    Saludos y enhorabuena por el premio de madrid.
    http://montesinadas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar