Follow by Email

viernes, 11 de mayo de 2012

Próxima parada...

PRÓXIMA PARADA…

Ese maravilloso viaje que le habían prometido al abuelo duró hasta que unas horas después de la partida le entraron ganas de orinar. Nada más meterse en el retrete de la gasolinera el automóvil arrancó y desapareció dejando tras de sí una estela de polvo.
Cuando se abrió la puerta el hombre que salió del lavabo no se parecía ni de lejos al que había entrado: ya no se apoyaba en su bastón, caminaba como un junco con una mochila repleta de fajos de billetes a su espalda  y con una mueca de alivio se sentó a esperar la llegada del siguiente autobús de pasajeros.

3 comentarios:

  1. ¿Eres tú? - ¿Vespa 125 ccm? - ¿El papá ex-cura?
    En caso positivo: ¡un gran abrazo!
    Uli

    ResponderEliminar
  2. Me encantan tus microcuentos (-y el genero en general). ¿Pudiera usar uno o otro para mis cursos de bachillerato de castellano en Bremen?
    Uli

    ResponderEliminar
  3. Uli, ha sido una grandísima sorpresa que encontraras este blog. Creo que te mandé un mensaje, no sé si lo recibiste. Claro que puedes usar mis delirios si lo crees apropiado para tus clases. No olvides mencionar el nombre de la autora, que mi trabajo me cuesta.

    Un beso, si vuelves por aquí avisa. Serás bien recibido.

    Susana.

    ResponderEliminar