Follow by Email

domingo, 30 de abril de 2017

Moby Dick en salsa

MOBY DICK EN SALSA

Una merluza y una sardina conversaban, algo desganadas, dentro del estómago de una ballena.
Tampoco se está tan mal aquí decía la merluza, no muy convencida. Yo, por ejemplo, podría haber acabado con un anzuelo atravesado en el labio, el paladar o, lo que es mucho peor, en un ojo. Quita, quita, qué mal.
No es eso lo que me roba el sueño, chica. La sardina daba vueltas sin parar, preocupada. Qué más da ser tuerta a estas alturas. Yo solo te digo que el pesquero este va derecho a la costa vasca y ya sabes cómo es esa gente, que enseguida agarran un cuchillo y acabas convertida en pintxo marinado en la barra de cualquier tasca.


No hay comentarios:

Publicar un comentario