Follow by Email

domingo, 30 de abril de 2017

In memoriam

IN MEMORIAM


Instantes después de que una ola te arrebatara de los brazos de tu padre, comenzaron a desfilar ante tus ojos las imágenes que hasta ese día habían marcado tu existencia: el triciclo rojo que te regalaron los tíos por tu tercer cumpleaños; los bigotes y barbas de espuma que tu hermano Galib y tú os poníais en la bañera, jugando a que erais piratas; cuando te hacías invisible por las mañanas escondido entre las sábanas y mamá tardaba en encontrarte y luego te buscaba las cosquillas por debajo del pijama; los castillos de arena del verano anterior en la playa…
Y la última de todas: la mirada de pánico, angustia e impotencia de tu padre, su grito ahogado por la mar que te tragaba, que te arrastraba, te hundía y te alejaba. Una mar gélida y revuelta, oscura y traicionera, una mar que al amanecer, ya en calma, te depositaría, azulado e inerte en una orilla tranquila de arenas blancas, caracolas, cormoranes y algas.
Una orilla sin más castillos de arena.


No hay comentarios:

Publicar un comentario